Posicion "quieto-echado", en donde
deben conservar la postura hasta
que el manejador se los indique,
para despues acudir a su llamado
y colocarse a un costado dell mismo.
Caminado junto, sin correa. Este ejercicio requiere
de un control exageradamente absoluto,
sobretodo en las circunstancias en donde
nos encontrabamos.
Imaginen un Pitbull corriendo suelto entre los
cuidadisimos perros de otras razas!!
Este ejemplar del club Zorras nos hizo
quedar muy bien!

Y lo mas sorprendente, en la foto de abajo,
dos Pitbulls corriendo juntos, sin correa!
la perra atigrada amablemente presentada por
el Sr. Montesinos. del club Cobras.
La confianza de los entrenadores en sus
ejemplares es tanta que invitaron a
dos jovencitos totalmente desconocidos
para los perros, para que los manejaran,
se acercaran, los caminaran y acariciaran. Por
fortuna hubo varios interesados!
Esto hizo las delicias de
todos los espectadores!!!